Los amplificadores GX de QSC hacen sonar las míticas gramolas estadounidenses Rock-Ola

“QSC nos está ayudando a convertirnos en las Harley-Davidson de las gramolas”
02/27/2020

TORRANCE, California, EE. UU. (27 de febrero de 2020) — La música debe compartirse y no hay ningún medio que lo haya hecho durante tanto tiempo como las gramolas. Y no hay marca que represente tan bien a las gramolas como Rock-Ola. El nombre se relaciona con la música rock por pura coincidencia. En realidad, se trata del nombre de su fundador, David Cullen Rockola, que en 1927 comenzó a fabricar máquinas que funcionaban con monedas y, poco después, máquinas de entretenimiento. Cuando Alexander Walder-Smith compró la empresa hace poco más de un año, lo hizo apasionado por igual por el ingenio estadounidense de la Rock-Ola y su calidad de sonido. Una de sus primeras ideas fue incluir los amplificadores de potencia QSC de la Serie GX en el corazón de cada nueva gramola Rock-Ola.

“He sido cliente de Rock-Ola durante 20 años, distribuyendo sus gramolas en el mercado de Reino Unido”, explica Walder-Smith. “Era muy consciente de su reputación como marca y como parte de la historia de Estados Unidos. Cuando me convertí en dueño de la empresa, quise más que nada garantizar que los componentes de la gramola contaran una historia similar. QSC es ideal para ello. Es una empresa estadounidense que comenzó siendo un pequeño negocio ideado por el fundador Pat Quilter y que ha crecido enormemente a lo largo de los años porque han seguido dedicados a su calidad”.

La calidad del sonido y su gran rendimiento han hecho que el modelo GX3 sea la elección perfecta para Rock-Ola. Antes de tomar la decisión final, el equipo de Rock-Ola puso a prueba la Serie GX y descubrió los beneficios que proporcionaba, como la combinación óptima de potencia de sus transductores y un generoso techo dinámico con cargas a 4 y 8 ohm.

“Cuando pensé en renovar los amplificadores, nuestro vicepresidente de ingeniería probó muchos modelos durante el verano”, recuerda Walder-Smith. “Llegó a la conclusión de que el amplificador GX3 era la mejor opción. Está bien fabricado y suena de forma fantástica con los transductores que utilizamos. Es compacto y ligero, con lo que cabe en el mueble y deja espacio libre. Puede reproducir sonidos muy altos y sin distorsión”. Debido a que una gramola puede estar funcionando durante 12 horas al día o más de forma ininterrumpida en un entorno comercial, la protección GuardRail™ de la Serie GX mantiene un sonido limpio, reduciendo automáticamente la ganancia para contrarrestar la sobrecarga o el calor excesivo, y evitando que la gramola se apague.

Walder-Smith y el vicepresidente de Digital, Bob Brinklow, están especialmente orgullosos de la nueva línea Vinyl 45 de Rock-Ola, compuesta por tres modelos capaces de reproducir discos de 45 rpm además de archivos digitales. “Los discos de vinilo han vuelto, eso está claro”, comenta Brinklow, “por lo que creemos que la gama Vinyl 45 llega en el momento y lugar adecuados. Hemos diseñado un preamplificador a válvulas a medida en la empresa, diseñado para enviar la señal de la aguja del tocadiscos al amplificador GX3. La combinación de ambos funciona a la perfección”.

“La nueva familia Vinyl 45 incluye una edición especial cuyo nombre hace homenaje a John Papa”, añade Walder-Smith. “John es el propietario de National Jukebox Exchange. Es una eminencia en cuanto a la restauración de gramolas antiguas y otras máquinas que funcionan con monedas. Tiene una gran reputación entre los coleccionistas y entusiastas, y queríamos hacer algo con él. De este modo, la edición “John Papa” tiene un fonocaptor mejorado, una ranura para monedas y un mecanismo escogidos para respetar su autenticidad histórica. Además, la hemos mejorado integrando el amplificador GX5. El mueble se vende por 10 000 U$ y, con ese precio, solo confiamos en la mejor marca de amplificadores que hemos encontrado. También reproduce sonido por Bluetooth, lo que permite enviar las canciones de Spotify, iTunes y demás, sabiendo que se escucharán a través del mejor amplificador y los mejores altavoces del mercado”.

Walder-Smith ha devuelto el espíritu que comparten Rock-Ola y QSC. “Incluso los revestimientos de madera proceden de California. Queremos que estas gramolas sean puramente estadounidenses”, afirma. “Si caminas por High Street en Londres y hablas de Harley-Davidson, todo el mundo sabe que es una marca emblemática de Estados Unidos. Con nuestra innovación y desarrollo de productos nuevos —no debería decir más, pero estamos estudiando el desarrollo de un sistema inteligente para el hogar— es como queremos que la gente nos reconozca. QSC nos está ayudando a conseguirlo con su calidad y durabilidad. Nos están ayudando a convertirnos en las Harley-Davidson de las gramolas”.

Conozca más sobre Rock-Ola y visite la galería de gramolas clásicas en Rock-Ola.

Acerca de QSC
QSC, fundada hace más de cinco décadas, es una empresa líder reconocida a nivel mundial en el campo del diseño, ingeniería y fabricación de productos galardonados de alto rendimiento, como altavoces, mezcladores digitales, amplificadores, procesadores de sonido, soluciones para cine digital y el ecosistema Q-SYS™ para audio, video y control en red. Con sus soluciones fiables, escalables y flexibles para aplicaciones de instalaciones profesionales, portátiles, de producción, empresariales y cine, QSC antepone siempre al cliente con sus prestigiosas redes de servicios, ventas y asistencia de todo el mundo.

www.qsc.com/es
#qscmoments
#playoutloud